Saltar al contenido

Alcachofa

alcachofa

La alcachofa (Cynara Scolymus), es una verdura de bajo valor calórico y con innumerables beneficios para la salud.

Su consumo se incrementa entre los meses de noviembre y marzo que coincide con su temporada de cosecha.

¿Te gustaría conocer cuáles son sus propiedades y que bondades brinda al organismo?

Si es así te invitamos a continuar leyendo porque además de esto te decimos en cuáles casos su consumo está contraindicado, así como también te damos varias sugerencias para aprovechar mejor sus beneficios para la salud.

Propiedades medicinales de la Alcachofa

propiedades medicinales de las alcachofas

La alcachofa posee componentes especiales que le confieren las siguientes propiedades medicinales, actuando como:

  • Antioxidante
  • Antiinflamatoria
  • Antipirética
  • Antirreumática
  • Depurativa
  • Diurética
  •  Digestiva
  •  Hipoglucemiante

De igual modo, la alcachofa posee un alto nivel nutricional a partir de los componentes que en ella se encuentran, estos son: cinarina. fibra, fitoesteroles, flavonoides, hidratos de carbono, inulina, proteínas, sales, minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, E y K.

¿Cuáles son los Beneficios de la alcachofa?

Su alto contenido de fibra, la hacen ideal para incluir en dietas saludables y de baja ingesta calórica. Además, presenta en su composición una sustancia llamada cinarina, con interesantes aplicaciones terapéuticas en la prevención y tratamiento de enfermedades hepáticas.

La cinarina tiene efectos coleréticos favoreciendo el aumento de la secreción de bilis, lo que ayuda a disminuir los lípidos perjudiciales (triglicéridos, colesterol malo) en sangre, actuando como hepatoprotectora e hipocolesterolemiante

TIPS DE VIDA SALUDABLE EN TU EMAIL

Suscribete para recibir GRATIS todas las Recetas y los MEJORES Trucos de Vida Saludable

También, al ser una verdura rica en agua, minerales, vitaminas y fibra, es aliada de las dietas basadas en la comida saludable. La presencia de flavonoides le confiere propiedades antioxidante y antiinflamatoria.

Su ingesta podría disminuir el riesgo de desarrollar neoplasias como el cáncer de colon y de mama; estos compuestos fenoles protegen a las células de los efectos dañinos ocasionados por los radicales libres.

El alto contenido de fibra y agua en esta verdura, facilitan la regulación del tránsito intestinal mejorando la digestión, lo que aliviaría a aquellas personas aquejadas de estreñimiento y previniendo las diarreas. Contribuye al crecimiento de la flora colónica

Un alto porcentaje de fibra, sobre todo solubles (inulina) presentes en su composición en consonancia con el bajo índice calórico de la alcachofa, la convierten en candidata ideal a incluir en dietas para perder peso, lo que podría resultar beneficioso para adultos con obesidad.

La cinarina además, le brinda propiedades diurética, por tanto, al ingerirla se estaría eliminando el exceso de líquidos en el organismo. Ello provoca la disminución de estos en sangre, y al haber también potasio en la composición de la alcachofa, se genera un efecto hipotensor.

La inulina (polisacárido hipoglucemiante) presente en esta hortaliza, al metabolizarse en el organismo, aporta unidades de fructuosa, lo que ayuda a estabilizar los niveles de azucares en sangre, reduce el colesterol malo (LDL) y mejora la circulación sanguínea con lo que se reduciría el riesgo de sufrir ataques cardíacos. Esto resulta muy beneficioso para los pacientes diabéticos.

El alto contenido pro vitamínico de tipos A, B1, B2, B3, B6, C y E en la alcachofa favorece su empleo en la dieta de pacientes con afecciones oftalmológicas y/o para contrarrestar el deterioro cognitivo. La vitamina K pudiera mejorar en el reforzamiento del sistema inmunológico y beneficia la densidad ósea, reduciendo el riesgo de padecer de osteoporosis. 

También, se puede hervir brevemente y consumir el agua para tratar procesos inflamatorios en las vías respiratorias como la neumonía, en forma de inhalaciones para la tos y también se puede aplicar externamente friccionando para aliviar los dolores producidos por la artritis y el reumatismo.

¿En cuáles casos está contraindicado el consumo de la alcachofa?

contradicciones de la alcachofa

La alcachofa es una verdura muy nutritiva y recomendable a incluir en nuestra dieta de manera periódica, pero en algunos casos se sugiere tomar estas precauciones.

Veamos cuáles son las principales Contraindicaciones de la alcachofa:

  1. Si se padeciera de trastornos renales o de afecciones cardiacas y diabetes con prescripción de diuréticos, se debe consumir con cautela y bajo indicaciones del nutricionista o médico, pues la ingesta de esta verdura o de las cápsulas de su extracto, podría reforzar los efectos diuréticos de la medicación y provocar episodios de hipotensión arterial, y con ello influir en la elasticidad de los vasos sanguíneos.
  2. Debido a la presencia de cinarina y sus propiedades coleréticas, no deben consumir la alcachofa ni las cápsulas de extracto de alcachofa aquellas personas aquejadas de obstrucciones del conducto biliar o de litiasis biliar, pues aumenta el flujo biliar.
  3. Sobre las embarazadas y durante la lactancia materna no hay estudios suficientes que garanticen su recomendación; tampoco para la ingesta en menores de 13 años.

¿Cuáles son las formas de consumo de la alcachofa?

formas de consumo de la alcachofa

La alcachofa puede definirse también como un vegetal de otoño-invierno, por lo que su consumo aumenta de forma significativa durante este período incorporándola de forma natural a innumerables recetas.

No obstante, este alimento puede encontrarse también en el mercado en las siguientes presentaciones:

  • Arkofluido de alcachofa (ampolletas).
  • Extracto de alcachofa.
  • Capsulas de alcachofa.
  • Bulbo inmaduro.
  • Cápsulas de alcachofa:

Indicaciones de las capsulas de alchachofa:

Es un suplemento dietético que constituye una opción natural para facilitar la digestión, disminuir el colesterol y/o triglicéridos en sangre, para proteger el hígado y también para la migraña.

Se fabrican a partir del extracto seco y en polvo de las hojas de la alcachofa, que contiene ácido clorogénico, ciranina, inulina y luteolina, compuestos que le confieren propiedades antioxidantes, digestivas, hepatoprotectoras e hipercolesterolemiantes.

Las cápsulas se pueden adquirir en farmacias y mercados, son seguras y se registran muy pocas reacciones adversas a su consumo, se aconseja ingerir bajo prescripción de un médico o nutricionista y nunca superar los 1200 miligramos al día, las contraindicaciones están recogidas en el subtítulo anterior de contraindicaciones.

¿Cómo incorporar las alcachofas en nuestras comidas?

como incorporar la alcachofa en las comidas

La alcachofa es un vegetal que tiene un sabor peculiar, un ligero amargor (debido a la cinarina y otros fitonutrientes) que pudiera interesar a algunos más que a otros.

Son sus propiedades medicinales, el alto valor nutritivo y una gran versatilidad en cocina, el gancho que le ha propiciado formar parte de un gran número de platos que importantes chefs de todo el mundo, cada día se esmeran por perfeccionar.

La parte comestible es el interior blanquecino cerca del tallo. Resulta común encontrarla cruda formando parte de ensaladas, al horno, a la plancha, ligeramente cocida, en crema o en infusión.

Al tratarse de un vegetal, recomendamos tratarlo gentilmente en términos de cocción pues de otra manera los fitoquímicos beneficiosos en su composición podrían perjudicarse.

Aconsejamos igualmente agregar jugo de cítricos como el limón o perejil fresco si se demora la preparación o al cocerlas, para evitar la oxidación de la verdura.

¡Te Recomendamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *