Saltar al contenido

Arándanos

arandano

Los arándanos son frutos muy llamativos debido a su color azul oscuro, por lo que también se les conoce como bayas azules o blueberry en inglés, aunque también existen variedades de color rojo o cranberry.

Gozan de un dulce sabor, pero con un sutil punto ácido, el cual es aprovechado para la elaboración de jaleas, pasteles, vinos, mermeladas, entre otros deliciosos platos de repostería.

El peculiar color azul de estos frutos se debe a su alto contenido en antocianinas, unos pigmentos pertenecientes al grupo de los flavonoides, que contienen un potente efecto antioxidante.

Los arándanos gozan de muy buena fama en la sociedad y también en la comunidad científica, donde son considerados una súper fruta, con numerosas propiedades de provecho para la salud humana.

Propiedades de los arándanos

arandanos propiedades

Cada vez más aumenta la cantidad de estudios que exaltan las bondades de los arándanos, por lo que muchos expertos consideran que sea una súper fruta, incluso la fruta del siglo XXI.

Aunque es mayormente conocida por sus cualidades nutricionales y antioxidantes, lo cierto es que posee muchísimas otras propiedades, convirtiéndola en uno de los alimentos más completos y beneficiosos para el organismo:

Los arándanos poseen propiedades:

  • Antioxidantes
  • Astringentes
  • Diuréticas
  • Refrescantes
  • Tónicas
  • Nutritivas
  • Antiinflamatorias
  • Antibacterianas
  • Antisépticas
  • Afrodisiacas
  • Hipoglucemiantes
  • Antidiarreicas
  • Anticancerígenas
  • Diuréticas
  • Depurativas

Estas maravillosas propiedades son la expresión de los múltiples componentes que ostentan los arándanos en su contenido, entre los que podemos mencionar:

TIPS DE VIDA SALUDABLE EN TU EMAIL

Suscribete para recibir GRATIS todas las Recetas y los MEJORES Trucos de Vida Saludable

Las Vitaminas: Contiene beta caroteno, la cual es una molécula precursora de la vitamina A, vitaminas del complejo B como lo tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), ácido pantoténico (B5), piridoxina (B6) y ácido fólico (B9).

También posee vitamina C o ácido ascórbico, vitamina D, vitamina E y vitamina K.

Minerales: Los arándanos no solo son ricos en vitaminas, sino que también poseen abundantes concentraciones de minerales como el hierro, calcio, manganeso, potasio, fosforo, sodio, zinc, magnesio.

Compuestos antioxidantes: Algunos de los compuestos que aportan el poder antioxidante a esta planta son los polifenoles como los flavonoides, especialmente las antocianinas, de las cuales contiene alrededor de 15 tipos diferentes.

Entre los diferentes tipos de antocianinas que contienen los arándanos están la mirtilina, cianidina, definidina, malvidina, peonidina, petunidida y proantocianidinas.

Además, encontramos carotenoides, pectina, taninos, resveratrol, pteroestilbeno, quercetina, ácido hipúrico, que también le aportan poder antioxidante.

Investigaciones realizadas en universidades de los Estados Unidos, revelan que los arándanos son las frutas más antioxidantes, de entre 40 diferentes que fueron analizadas.

Ácidos orgánicos: Entre los ácidos orgánicos que contienen los arándanos encontramos el málico, cítrico, quínico, elágico, cloragénico, cumárico, benzoico y succínico.

Posee además fibra alimentaria y azúcares.

Beneficios de los arándanos

beneficios de los arandanos

Se le considera una de las frutas más saludables en todo el planeta, sobre todo debido su increíble valor nutricional, .

La Food and Drug Administration (FDO) de los Estados Unidos plantea que los arándanos contienen poca o nula cantidad de grasas y sodio.

Contienen el 95 por ciento de las vitaminas necesarias para el organismo, y el 99 por ciento de los minerales requeridos.

Además de esto, no contienen casi calorías, ya que en 100 gramos solo aporta 46 calorías, por lo que es de gran ayuda para las personas que deseen perder peso de forma natural.

Por sus propiedades antioxidantes, el consumo de arándanos ayuda a combatir los efectos de la oxidación de las células, los cuales pudieran ocasionar graves enfermedades y adelantar el envejecimiento.

Comer arándanos con regularidad ayuda también a mantener el buen estado del cerebro, incluso a las personas de la tercera edad, cuyo desgaste nervioso es más marcado.

Los flavonoides que contienen estos frutos son indiscutiblemente eficaces para potenciar las funciones cognitivas, mejorar el aprendizaje y optimizar la memoria.

De igual forma ayudan a combatir los radicales libres que afectan a las células nerviosas, lo cual conlleva a la pérdida de sus funciones, sobre todo a afectar la memoria.

Es por ello que los arándanos son excelentes para prevenir y reducir el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Por otra parte, los arándanos pueden protegernos frente a padecimientos relacionados con el síndrome metabólico, entre las que se encuentran las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus.

Lo anterior fue demostrado por investigadores de la Universidad de Maine, quienes publicaron el estudio sobre el tema en Applied, Physiology, Nutricion and Metabolism.

El profesor en Nutrición Clínica de dicha universidad, Dr. Klimis-Zacas, quien además es coautor del estudio, afirmó que muchas de las sustancias encontradas en los alimentos pueden reducir la necesidad de consumir medicamentos.

Incluso podrían hasta evitar someterse a una intervención quirúrgica. Entre estas maravillosas sustancias encontramos fitoquímicos como los polifenoles presentes en los arándanos en gran cantidad.

Además de esto, el consumo de arándanos aumenta la sensibilidad de los tejidos a la insulina, sobre todo en personas obesas que presentan resistencia a dicha hormona, la cual reduce los valores de azúcar en la sangre.

¿Qué otros beneficios medicinales tienen los arándanos?

Las infecciones de las vías urinarias son muy frecuentes tanto en hombres como en el caso de las mujeres, siendo estas últimas 10 veces más propensas a sufrir estos padecimientos.

No obstante, se ha demostrado que ingerir con sistematicidad el jugo de los arándanos, ayuda a prevenir y tratar estas infecciones, debido a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Estas cualidades convierten al consumo de arándanos, en una forma natural perfecta para reducir la inflamación de la vejiga, prevenir la cistitis, así como los trastornos de los riñones, uretra y próstata.

No significa esto, que los arándanos sustituyan el tratamiento antibiótico, sino que son una medida profiláctica o adicional, sobre todo en pacientes con alto riesgo de padecer este tipo de infecciones.

Es una práctica tradicional, pues incluso en los tiempos de los indígenas americanos, ya era utilizada con este fin, pero a la vez tiene una justificación científica.

Estos efectos se deben por una parte al alto contenido de ácidos orgánicos, los cuales aportan mayor acidez a la orina, impidiendo de esta forma la colonización de bacterias en el tracto urinario.

Por otro lado, la presencia de flavonoides favorece la desinflamación de las paredes venosas, lo cual dificulta la adherencia de los microorganismos y su multiplicación.

Investigaciones in vitro señalan que son eficaces para combatir distintos microorganismos como los Proteus, Pseudomonas, y en especial la E.coli, hacia donde se enfocan la mayor cantidad de evidencias.

Por ejemplo, un estudio llevado a cabo en Inglaterra, apunta que esta fruta podría ser de utilidad para tratar las infecciones por E. coli, si estas has ofrecido resistencia utilizando el tratamiento convencional.

Además, el jugo de arándanos reduce el olor desagradable en la orina, los ardores al orinar, el bloqueo de catéteres, el calcio en la orina, por lo que previene litiasis, entre otros excelentes efectos.

No han sido pocos los estudios que han relacionado los beneficios de los arándanos con el desarrollo de la memoria.

Investigadores de la Universidad de Cincinnati Academic Health Center, llevaron a cabo un estudio con adultos mayores a los que suministraron jugo de arándanos durante un periodo de 12 días.

Se observó en estos pacientes un aumento de la capacidad cerebral para recordar cosas, lo que demostró la eficacia de los arándanos sobre la función cerebral.

Se concluyó que los arándanos mejoran la función neurocognitiva, sobre todo en adultos mayores con riesgo de padecer demencia y otras enfermedades neurodegenerativas.

Los arándanos contienen sustancias muy valiosas, que mejoran la visión y aumentan la habilidad visual; entre las que se incluyen las antocianinas y la vitamina A.

Se sabe que, durante la Primera Guerra Mundial, los pilotos británicos antes de volar consumían arándanos.

En un estudio llevado a cabo en Italia, se comprobó que la mezcla de antocianinas y vitamina A, ambos compuestos presentes en los arándanos, era de gran beneficio para la visión.

Esta mezcla logró detener la progresión de las cataratas en más del 95 por ciento de los sujetos del estudio, los cuales habían experimentado un rápido avance de la enfermedad en su etapa temprana.

Los antioxidantes presentes en los arándanos previenen y combaten el daño oxidativo en los tejidos del globo ocular, especialmente en la retina, cuya vulnerabilidad es aún mayor.

La visión puede afectarse fácilmente debido a procesos inflamatorios o de otra índole, no obstante, un consumo regular de arándanos nos protege ante esta situación.

Por otra parte, se le reconocen innumerables beneficios para ser empleados en la elaboración de mascarillas faciales y otros remedios para mantener la piel saludable y libre de imperfecciones, como arrugas, granos, y otros.

Sus propiedades antisépticas y antibacterianas combaten la presencia de microorganismos patógenos capaces de causar lesiones en la piel, como ocurre en el acné.

Los compuestos presentes en los arándanos dotan a la piel de una envidiable suavidad y un aspecto juvenil, independientemente de la edad que posees.

En otro sentido se afirma que estas bayas son una excelente opción si lo que buscas es un alimento que te ayude con la protección de tu cabello.

Su alto contenido en vitaminas del complejo B favorece el sano crecimiento del cabello, ya que optimiza la circulación sanguínea y con ella la oxigenación de todos los tejidos y en especial del cuero cabelludo.

Las antocianinas que posee, también provocan un efecto favorable en el adecuado crecimiento del cabello.

Asimismo, el hecho de que los arándanos promuevan la reducción del colesterol malo, también representa un beneficio para el cuidado del cabello.

Otras bondades curativas de los arándanos

arandanos rojos

Sorprendentemente esta maravillosa fruta también atesora cualidades afrodisiacas, ya que estimula la producción de óxido nítrico.

La fibra alimentaria que posee mejora el peristaltismo intestinal, lo que favorece una óptima absorción de los nutrientes, excepto los azucares y grasas, ya que estos son secuestrados por la fibra, disminuyendo así el aporte energético final. 

Muchos científicos coinciden en que el arándano debe formar parte de una dieta saludable, en especial si hablamos de alimentar a deportistas.

Los arándanos son además muy ventajosos para prevenir padecimientos cardiovasculares, mejorando también la salud e integridad de este aparato.

En otro sentido se consideran excelentes para mantener en equilibrio los nutrientes y otras sustancias que circulan a través de la sangre, lo cual regula el flujo sanguíneo.

Además, previene la acumulación de colesterol malo y favorece la producción del colesterol bueno, beneficiando la circulación.

Para corroborar este beneficio de los arándanos, un estudio de la Universidad de Florida concluyó que consumir arándanos todos los días podría ser la clave para una tensión arterial más baja.

los arándanos son eficaces para reducir los dolores y la inflamación que causan enfermedades como la osteoartrosis, la fibromialgia, rigidez muscular y otras patologías inflamatorias.

Su alta cantidad de antioxidantes, lo convierte además en un alimento de gran eficacia para prevenir el cáncer y también evitar la continua proliferación de células cancerígenas, sin provocar daño a las normales.

Se ha demostrado que el ácido gálico y el resveratrol que contienen los arándanos ayudan a reducir los efectos negativos provocados por el cáncer en el organismo. 

Otros ácidos orgánicos entre los que podemos mencionar el cloragénico y el cumárico, son muy eficaces combatiendo principalmente el cáncer de estómago, piel, hígado y colon.

Esta maravillosa fruta también ofrece beneficios en cuanto a la oxidación celular respecta, proceso continuo, que al aumentar es responsable del envejecimiento precoz y la aparición de enfermedades.

Estudios científicos han corroborado que el consumo de arándanos de una forma sistemática y en cantidades apropiadas, puede disminuir hasta en un 20 por ciento el estrés oxidativo.

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antisépticas, los arándanos también benefician el sistema digestivo, previniendo sobre todo infecciones a este nivel.

Los arándanos además de protegernos de accidentes cardiovasculares, ataques al corazón, fortalecer el sistema inmune, también contribuyen a la protección de la salud bucal.

Ayudan también a fortalecer el colágeno del cuerpo, presente en cartílagos, tendones y ligamentos. Son muy eficaces para tratar y prevenir varices y hemorroides ya que favorecen la circulación, así como para tratar la dismenorrea.

Por todo esto, los arándanos son muy empleados actualmente en la industria farmacéutica formando parte de disímiles fármacos como los hipoglucemiantes para diabéticos, antibióticos, comprimidos para combatir las diarreas.

Además, es útil para la extracción de colorantes y para tratar trastornos en la visión. Es por ello que su consumo es cada vez más recomendado en importantes revistas y diarios de todo el mundo.

¿Cómo aprovechar los beneficios de los arándanos?

  • Para reducir el colesterol: toma tres vasos de jugo de arándanos por día.
  • Para prevenir la aparición de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson: se recomienda consumir una taza de arándanos frescos al día.
  • Para mejorar la circulación y tratar trastornos de la microcirculación: una cucharada de jugo de arándanos por la mañana, en ayunas, todos los días hasta ver resultados.

Contraindicaciones del consumo de arándanos

A pesar de que los arándanos son productos naturales, y por lo general seguros, si son consumidos en exceso pueden provocar efectos nocivos a la salud.

Antes de consumirlos con fines terapéuticos, lo que te recomendamos es que primero consultes la opinión de un médico especialista en el tema, quien te fijará la dosis adecuada.

Además, debes conocer otros detalles, como las interacciones que pudiera tener con otros medicamentos, posibles efectos secundarios, entre otros.

No obstante, algunos de los efectos adversos que pudiera provocar el consumo descontrolado y excesivo de arándanos son los que caracterizan a la intoxicación por hidroquinona.

Debido a sus propiedades diuréticas puede aumentar de manera significativa la cantidad de veces que necesites orinar.

No se debe combinar su consumo con la administración de fármacos para diabéticos, debido a las propiedades hipoglucemiantes de esta fruta, que pudieran disminuir en exceso los niveles de azúcar.

A algunas personas predispuestas a determinados componentes de la fruta, pudiera ocasionar reacciones alérgicas, hinchazón, picazón, e incluso dificultad para respirar.

Pudiera causar efectos adversos también al ser combinados con medicamentos anticoagulantes.

¿Cómo consumir arándanos?

consumir arandanos

Los arándanos son frutas muy apreciadas por ostentar un peculiar aroma, picante y dulce a la vez, y un delicioso sabor, sutilmente amargo, un tanto ácido, pero muy fresco.

En el supermercado podemos encontrarlo de diferentes formas, pueden estar frescos, por lo general en la época de junio a diciembre.

Aunque también podemos encontrarlos enlatados, congelados, envasados, desecados, prensados, en gelatina o en zumo.

Te recomendamos que, al elegir los arándanos frescos a consumir, escojas los silvestres que posean la pulpa más oscura, ya que son los que más propiedades antioxidantes y antiinflamatorias contienen.

Aunque los arándanos silvestres exhiban una peor apariencia con respecto a los cultivados, poseen un sabor más concentrado y son más saludables.

Por otro lado, debes tener en cuenta al escogerlos que parezcan firmes y turgentes, no deben tener partes dañadas ni húmedas. Recuerda que entre más aromáticos sean, mayor será su sabor.

No se deben lavar hasta el momento en que se vayan a consumir. Pueden conservarse en la nevera, siempre y cuando el tiempo de almacenamiento no supere las tres semanas.

¿Al congelarse pierden sus propiedades? Pues no, de acuerdo a lo que plantean expertos, los arándanos mantienen sus maravillosas propiedades congelados, especialmente sus vitaminas y antocianinas.

No obstante, los que son calentados o desecados para la preparación de zumos pasteurizados o mermeladas, si pierden gran cantidad de vitamina C.

Su poder antioxidante se mantiene en estos casos, pero sí pierden antocianinas, solo que esto se resuelve consumiendo más cantidad de arándanos.

Para incorporar este súper fruto a tu dieta puedes preparar con ellos infinitos platos como postres, desayunos, mermeladas, combinándolos además con otros alimentos y frutas.

Es frecuente que se consuman como comida fresca, sin haberlos lavado o secado previamente, además no presentan semillas perceptibles.

La gama de platos que se pueden elaborar con arándanos es interminable, ya que pueden ser dulces o salados, calientes o fríos, ensaladas, jugos, helados, yogures, panqueque y muchos otros.

Las combinaciones con mejores resultados podrían ser con frutas como el mango, fresas, grosellas, frambuesas, manzana, piña y peras, de preferencia bien maduras. 

También puedes preparar un zumo triturando o licuando unos arándanos frescos. Si lo deseas puedes añadir un poco de azúcar o añadir un poco de zumo de manzana o naranja y tomarlo completamente natural.

Si deseas resaltar el dulzor característico de las frutas ácidas, agrega una pizca de sal. También puedes licuar los arándanos con melón, papaya, zanahoria o melocotón.

Las tartas son otra opción recomendada, ya que los arándanos no pierden su forma después de horneado y su sabor les aporta un punto exquisito, que no empalaga.

Es muy común ver a estas frutas coronando tartaletas y otros pastelitos de crema, para ello son previamente untados en gelatina o en almíbar.

Puede utilizarse, además, para elaborar el relleno de otros dulces como las madalenas, muffins o en los crumbles.

Tienen un gran poder gelificante y es por ello que se convierte en un ingrediente muy común para preparar mermeladas y jaleas.

Además, son una excelente opción para acompañar brotes de hojas tiernas y frutos secos en forma de una fresca ensalada, ya que le aporta un delicioso sabor.

Los arándanos son utilizados con frecuencia como agregos de diferentes cocciones, por ejemplo, al estofar un seitán con cebolla y naranja, se le añaden unos pocos arándanos al final.

Se emplea además para preparar entrantes como la tartaleta salada de rebozuelos, la que por lo general se saltea con piñones y arándanos, que le aportan en sabor exquisito.

Como hemos dicho, los arándanos pueden ser agregados a cualquier preparación y aportarle un sabor delicioso. En el caso de los mueslis de cereales brinda un toque ácido pero ligero.

En platos como las cremas de verduras los arándanos, azules o rojos, aportan frescura, acidez y sobre todo un hermoso contraste de color.

Average rating 5 / 5. Vote count: 1

No votes so far! Be the first to rate this post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *