Saltar al contenido

Aceite de Coco

aceite de coco

¿Es el aceite de coco realmente saludable? ¿Por qué muchos le llaman grasa milagrosa? ¿Para qué sirve el aceite de coco? ¿Cuáles son sus propiedades? Y ¿Qué desventajas tiene?

Cuando el mundo conoció la revisión de la Asociación Americana del Corazón (AHA) afirmando que el aceite de coco era una grasa saludable, mucho quedamos atónitos.

¿Cómo es posible que lo que nunca habíamos considerado como un alimento saludable de buenas a primera nos dijeran que es beneficioso para la salud?

Ahora el aceite de coco estaba dentro de la lista de las grasas más sanas, a pesar de estar lleno de grasas saturadas.

Pero ¿a qué se debe esta afirmación?, la AHA concluyó que consumir aceite de coco reducía el riesgo de enfermedad cardiaca debido que aumentaba el colesterol bueno (HDL).

Al ser una grasa saturada aumenta los niveles generales de colesterol en sangre, incluyendo el LDL o colesterol malo, pero contrarresta sus efectos al incrementar en mayor proporción los niveles de HDL.

De esta manera evitan el bloqueo de las arterias disminuyendo los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares.

A pesar de esto, la comunidad científica en general se muestra escéptica ante la recomendación de consumirlo por la carencia de suficientes estudios que demuestren que se trata de un superalimento.

Sin embargo, los beneficios del aceite de coco van a más allá y podemos disfrutar de ellos sin necesidad de consumirlo.

Ojo, esto no quiere decir que nos privemos de incluirlo en nuestra alimentación, sino que debemos hacerlo con moderación.

Para qué sirve el aceite de coco

para que sirve el aceite de coco

Con certeza, luego de leer lo anterior ya te estarás preguntado para qué sirve el aceite de coco.

Pues en los últimos años se ha vuelto una sustancia muy demandada y empleada tanto por los cocineros como en los salones de belleza.

Esto se debe a que sus usos son muy populares para tratar el rostro, el cabello, las uñas, la piel en general y aguanta mucho más el calor en comparación con otras grasas.

Por otra parte, gracias a que su composición está hecha en un 90 % triglicéridos de cadena media, garantiza elevados niveles de consumo energético.

Esto se debe a que los triglicéridos o ácidos grasos de cadena media son metabolizados de manera distinta a los de cadena larga.

Los triglicéridos presentes en el aceite de coco favorecen también el sistema cardiovascular, el cerebro y contribuyen a la adecuación del nivel lipídico.

Su consumo moderado contribuye a elevar el metabolismo de manera general y garantiza que nos sintamos saciados por más tiempo.

En cuanto a los beneficios que brinda para el sistema nervioso se asegura que contribuye a la prevención de la enfermedad de Alzheimer y la epilepsia.

El 50 % de su composición es de ácido láurico, lo que le brinda propiedades antibióticas y antifúngicas, por lo que puede ser empleado para evitar la propagación de virus, bacteria y hongos.

Contribuye además a la disminución de los niveles de colesterol malo y, por tanto, favorece la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Su consumo se ha asociado también a la prevención de enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes.

De igual modo, resulta favorecedor del sistema inmunitario, por lo que favorece la prevención de múltiples enfermedades.

Aunque muchos lo han convertido recientemente en un aliado para el mantenimiento de una dieta natural saludable, asegurando que ayuda a perder peso, aún no está comprobado científicamente este beneficio sobre su uso.

Propiedades del aceite de coco

propiedades aceite de coco

Luego de lo expuesto podemos resumir que las propiedades más significativas del aceite de coco son las siguientes:

  • Contiene vitaminas E, C, K, B1 y B2
  • Es un alimento rico en minerales como el Potasio, Calcio, Fósforo, Hierro, Magnesio y Zinc.
  • Es rico en ácidos grasos, con más del 90 % de grasas saturadas (triglicéridos de cadena media)
  • Es uno de los alimentos con mayores concentraciones de ácido láurico, que científicos afirman que se comporta más como un ácido graso de cadena larga.
  • Actúa como Antioxidante, Hidratante, Antiviral, Antibiótico y Antifúngico.

Valores nutricionales del aceite de coco

•             Energía 3693 kJ/898 kcal

•             Grasas 99,6 g de las cuales:

                – ácidos grasos saturados 93,9 g

                – ácidos láuricos 55 g

                – ácidos grasos monoinsaturados 5,1 g

                – ácidos grasos poliinsaturados 0,7 g

•             Hidratos de carbono 0,5 g   de los cuales son azúcares 0,5 g

•             Proteínas 0,3 g

•             Sal< 0,01 g

•             Fósforo (total)26,6 mg/kg

•             Vitamina E1,8 mg/100 g

Beneficios del aceite de coco

beneficios aceite de coco

De igual manera podemos resumir los beneficios más importantes del aceite de coco:

  • Es un perfecto Hidratante para le piel y el cabello
  • Promueve la cicatrización y es eficaz contra infecciones por bacterias, virus y hongos
  • Es un excelente aceite para masajes
  • Ayuda a mantenernos saciados por más tiempo
  • Eleva el Metabolismo
  • Estimula los sistemas cardiovascular y nervioso
  • Estimula la absorción del calcio y el magnesio
  • Previene los signos del envejecimiento
  • Reduce síntomas de Epilepsia y Alzheimer
  • Mejora el sistema digestivo y Combate el parasitismo
  • Fortalece el sistema inmunológico

Beneficios del aceite de coco en ayunas

Una de las maneras más empleadas para aprovechar los beneficios que brinda el aceite de coco es consumirlo en ayunas.

Consumir este óleo al comenzar el día nos garantiza la energía necesaria para enfrentar las tareas cotidianas y la sensación de sentirnos llenos por más tiempo.

Incluirlo en la dieta de esta manera también ha sido considerado un remedio muy eficaz para el tratamiento de problemas digestivos.

Un dato curioso es que, desde hace varios años, el consumo del aceite de coco en ayunas se ha convertido en un tratamiento muy popular para combatir las crisis de parasitismo.

Pero todas estas bondades y las anteriores se deben exclusivamente al tipo de aceite de coco empleado, ya que no todos son beneficios para la salud.

Tipos de Aceite de coco

Existen tres tipos de aceite de coco empleados con gran frecuencia a nivel mundial: el orgánico, el virgen y el refinado.

Cada uno de ellos posee particularidades que lo hace más o menos recomendado para su consumo y empleo en la cosmética u otros usos.

Aceite de coco orgánico

Es el que se produce a partir de cocos cosechados por vía orgánica y no es sometido a procesos de refinamiento.

Es considerado la variedad más saludable y que mayores beneficios aporta para la salud.

Aceite de coco virgen

Es producido a partir de cocos frescos y tampoco lleva incluidos procesos de refinamiento.

Así que de igual modo considerado un aceite saludable y favorecedor de la salud natural.

Aceite de coco refinado

Por su parte, este tipo de aceite es producido a partir de cocos secos y se somete a procesos de refinamiento.

Estos procesos implican la presencia de químicos y elementos artificiales que pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud.

como hacer aceite de coco
Imprimir Receta
5 de 1 voto

Como hacer aceite de coco

Descubre cómo hacer aceite de coco natural con esta receta 100% casera muy fácil y rápida de elaborar.
Tiempo de preparación5 min
Tiempo de cocción10 min
Tiempo total15 min
Plato: Aceites
Cocina: saludable
Raciones: 10
Calorías: 350kcal
Autor: Dailis

Ingredientes

  • 2 cocos enteros maduro
  • 500 ml de agua

Elaboración paso a paso

  • Primero extraemos toda el agua de coco abriéndole unos orificios y vertiéndola en un recipiente, Reservamos para más adelante.
  • Rompemos el coco y le sacamos toda la pulpa de su interior desechando la corteza dura.
  • Luego cortamos la pulpa del coco en trozos pequeños y los agregamos en la licuadora.
  • Añadimos toda el agua, además del agua de los cocos y licuamos muy bien.
  • Pasamos la mezcla licuada por un colador, y el líquido resultante lo ponemos en una olla a fuego bajo para que al cocinarse se separe el aceite del agua mientras removemos constantemente para que no se peque.
  • Al reducirse el agua quedará en el fondo de la olla solo unas onzas de aceite y algo de fibra del coco, apagamos el fuego, deja reposar por unos minutos antes de filtrarlo para que salga el aceite limpio y reservamos en un recipiente de cristal para conservarlo mejor.
  • Si quieres mayor cantidad de aceite de coco natural solo multiplica las porciones que utilizamos en esta receta casera.
  • Para solidificarlo llévalo a la nevera por un mínimo de 3 o 4 horas.

Video

Nutrition

Serving: 100g | Calories: 350kcal

Contraindicaciones del aceite de coco

El consumo del aceite de coco está contraindicado en personas obesas o que padecen de colesterol alto.

Asimismo, los pacientes con disfunción hepática y reflujo también deben evitar a toda costa su consumo.

Por otra parte, entre los efectos secundarios del aceite de coco se encuentran los problemas intestinales causados por desequilibrio al consumirlo en exceso.

Como también puede llegar a afectar el sistema cardiovascular si no se consume con la debida moderación.

Además de las alergias cutáneas en personas con sensibilidad al aceite de coco pudiendo causarle hinchazón, urticaria, entre otros síntomas.

También posee algunas desventajas que se hace necesario conocer antes de comenzar a incluirlo en la alimentación.

En este sentido se destaca su fuerte y extravagante sabor, el cual puede cansar en pocos días y resulta muy difícil de eliminar o atenuar.

De igual modo se resalta el poderoso aroma que desprende cuando es empleado en la elaboración de platos y comidas, ya que este puede llegar a ser intolerable para muchos cuando se emplea con cierta frecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *